Un descubrimiento innovador: fósil de dinosaurio con “carne preservada” encontrado adherido a huesos en la ciudad de Jaspur, India.

Los expertos creen que este es un fósil de dinosaurio notablemente bien conservado, potencialmente capaz de reconstruir la imagen de un dinosaurio Theropoda, una especie carnívora. Según la teoría de la evolución, los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años y, a lo largo de muchos milenios, se pensó que solo sobrevivían huesos y restos fosilizados. Sin embargo, un descubrimiento reciente en un pequeño pueblo de la India cambia esta creencia.

Un electricista, mientras limpiaba el piso en una subestación en Jaspur, Uttarakhand, se topó con los restos de un pequeño dinosaurio, aproximadamente del tamaño de un gato doméstico. El aspecto extraordinario fue que este dinosaurio todavía tenía intacta la “pez”, con tejido blando preservado a lo largo de sus restos históricos. A juzgar por su apariencia, este dinosaurio se parecía mucho a un Theropoda, un suborden de dinosaurios carnívoros.

De acuerdo con la teoría de eⱱoɩᴜtіoпагу, los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años, y cualquier tejido blando restante se habría descompuesto y destruido durante mucho tiempo, dejando solo huesos fosilizados. Por lo tanto, el descubrimiento de un dinosaurio de “mierda y hueso” es innegablemente un gran hallazgo que plantea algunas preguntas sobre las teorías actuales de eⱱoɩᴜtіopan.

En varias partes del mundo se han hecho descubrimientos similares de huesos de dinosaurio que contienen tejidos blandos, ADN, células óseas, vasos sanguíneos y proteínas como el colágeno. Estos huesos no están fosilizados, lo que indica una edad relativamente reciente, que se desvía significativamente del marco de tiempo ampliamente aceptado de 65 millones de años.

En 1993, la paleontóloga Mary Schweitzer declaró haber encontrado células de sangre de dinosaurio dentro del fémur de un Tyrannosaurus rex, previamente determinado por científicos eⱱoɩᴜtіoпагу como de “80 millones de años”. Estas células alimenticias sugieren que el Tyrannosaurus rex no podría haber muerto hace 65 millones de años, ya que sus células alimenticias se habrían descompuesto y desaparecido por completo.

Además, algunas estatuas de dinosaurios en México y grabados rupestres de dinosaurios en Perú sugieren la coexistencia entre humanos y dinosaurios en la misma época. Esto implica que los humanos podrían haber vivido junto a los dinosaurios en un pasado no muy lejano, cambiando la percepción de la historia humana de acuerdo con la comprensión actual de las líneas de tiempo de eⱱoɩᴜtіopagу.

En conclusión, el reciente descubrimiento de un fósil de dinosaurio bien conservado en la India ha suscitado intrigantes debates entre los expertos, cuestionando la comprensión predominante de la extinción de los dinosaurios y la historia humana. Estos hallazgos resaltan la necesidad de más investigación y abren nuevas vías para explorar la compleja relación entre los dinosaurios y los humanos en el pasado lejano.

Related Posts

Trả lời