Abandonado en una estación de tren, un perro se aferra a su maleta llena de pertenencias preciadas, un símbolo conmovedor de su lealtad y resistencia.

La historia de un joven cachorro llamado Kai ha sido noticia nacional en el Reino Unido después de que el pobre perro fuera encontrado aʙᴀɴᴅᴏɴᴇᴅ en una estación de tren en Escocia, justo después de Navidad. Kai fue encontrado en una barandilla fuera de la estación de Ayr junto con una bolsa de equipaje llena de sus pertenencias, incluida una almohada, su juguete favorito, un tazón y comida. Este pobre perro fue aʙᴀɴᴅᴏɴᴇᴅ por su dueño y tɪᴇᴅ para que no pudiera escapar.

El aʙᴀɴᴅᴏɴᴍᴇɴᴛ del perro fue el resultado de un intento de venta que salió mal. Una mujer accedió a comprar a Kai con un precio de $600 a su dueño, pero no se parecía a lo que se anunciaba, por lo que cambió de opinión. Luego, su dueño dejó al perro sin decir una palabra y, presa del pánico, la mujer también lo hizo. Según se informa, le dijo a un miembro del personal de la estación de tren que no era su perro y luego se fue.

Sin nadie que lo cuidara, el cachorro estaba completamente indefenso. Afortunadamente, no pasó mucho tiempo antes de que la SPCA escocesa (Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales) pudiera encontrarlo y acogerlo, al menos temporalmente. Todavía estaban tratando de averiguar quién era el dueño del cachorro en la estación de tren. Una foto suya fue compartida en las redes sociales y se volvió viral.

Y pronto cientos de posibles adoptantes se ofrecieron a criarlo. Los rescatistas finalmente decidieron ir con Ian Russell, de 52 años, que trabaja como ingeniero hidráulico. Después de su dálmata pᴀssᴇᴅ ᴀᴡᴀʏ justo antes de Navidad, había un vacío en la casa que Kai podría llenar.

” Mi dálmata nombró a Mica Pᴀssᴇᴅ ᴀᴡᴀʏ justo antes de Navidad y me quedé con el corazón roto. La tuve durante 15 años y ella era la niña de mis ojos. Prácticamente pasamos las 24 horas del día juntos”.

“Cuando escuché sobre Kai, supe que el pequeño necesitaba un descanso, pero nunca pensé en un millón de años que lo conseguiría. Llamé a la SPCA escocesa solo para comprobar que estaba bien y ver si había algo que pudiera hacer para ayudar. Unas semanas y aquí estoy llevándolo a casa. Sinceramente, creo que estaba destinado a ser”.

“Se siente como el destino que he podido reubicar a Kai y generalmente no creo en cosas como esa. Estoy en la luna y muy sorprendida de que me eligieran entre todos los que lo querían”.

La historia de Kai es solo un ejemplo de cuán ᴄʀᴜᴇʟ pueden ser algunas personas. Tal vez sus dueños estén en tanta dificultad financiera que puedan pagar el costo de criarlo. Sin embargo, si son buenos dueños, lo abandonarán de manera responsable. La mejor manera es llevarlo a un albergue donde recibirá comida, bebida y un buen hogar de acogida.

Related Posts

Trả lời