El conmovedor gesto de una familia de proporcionarle un taburete a su perro le permite visitar a sus amigos al otro lado de la pared.

Vito y Bambino, dos grandes daneses altos, no tuvieron problemas para ver por encima del muro que separa su patio del vecino.

Sin embargo, no todos nacen con tal destreza vertical.

Vito y Bambino ganaron un nuevo compañero de cuarto hace unos seis meses: Giuseppe, un labrador de chocolate.

Su presencia fue un acontecimiento bienvenido para los daneses, pero intercambiar corteses bienvenidas resultó difícil.

Giuseppe no puede mirar por encima del muro porque es demasiado alto.

“Cada vez que estamos todos afuera, ha intentado muchas veces saltar y oler bien a sus grandes compañeros perritos”, dijo Afton Tarin, la madre de Vito y Bambino, a The Dodo.

Sin embargo, la familia de Giuseppe experimentó un momento “ajá”.

“Giuseppe saltaba tan alto como podía en un intento de saludar. “Si tan solo tuvieras un taburete”, dijo el padre de Giuseppe, Robert Carnes, a The Dodo.

Pero luego se dio cuenta de que, de hecho, tenían uno.

“Hice que uno de mis hijos fuera allí y buscara el taburete”, explicó Carnes.

Y con eso, Giuseppe pudo ver a sus vecinos caninos cara a cara por primera vez.

El padre de Giuseppe tomó una foto de este invento y se la envió a la madre de Vito y Bambino. Ella lo adoraba.

“Mi primera respuesta fue estallar en carcajadas”, dijo Tarin. “No pude evitarlo cuando vi sus pequeñas patas completamente estiradas y su cola borrosa por moverla demasiado rápido. Es tan jodidamente adorable. Seguramente te da una sensación cálida y difusa”.

Afortunadamente, incluso con el taburete, Giuseppe y los daneses no están constantemente separados. Desde que sus padres se conocieron y fueron testigos del creciente vínculo de sus cachorros, todos comenzaron a salir a caminar juntos.

Sin embargo, es reconfortante saber que, en otros casos, la pared ya no los separa por completo.

“Los muchachos se divierten mucho juntos”, comentó Tarin. “Es maravilloso tener ese tipo de relación con nuestros vecinos de al lado”.

Giuseppe, Vito y Bambino probablemente sientan lo mismo.

Related Posts

Trả lời