Cazadores de fósiles desentierran el increíble esqueleto de la ‘piedra Rosetta’ de un dinosaurio que vagaba por el vasto mar interior de Australia hace 100 millones de años

Tres paleontólogos aficionados han descubierto los restos de un reptil marino de cuello largo de 100 millones de años en una estación del interior de Queensland  .

Por primera vez en Australia, se descubrió el esqueleto completo de un antiguo plesiosaurio, o reptil marino extinto, en una extensa propiedad remota en la región de McKinlay.

El raro fósil fue descubierto por la propietaria de una estación, Cassandra, junto con otras detectives amateurs de fósiles, Sally y Cynthia, conocidas como las ‘Rock Chicks’.

El descubrimiento ha sido descrito como la Piedra Rosetta de la paleontología de reptiles marinos, una referencia a la antigua piedra tallada descubierta en  Egipto  en 1799 y que se considera que contiene la clave para descifrar los jeroglíficos egipcios.

Un equipo de paleontólogos del museo viajó al sitio remoto para recolectar el fósil del elasmosaurio, un plesiosaurio que vivió junto a los dinosaurios.

El Elasmosaurus vivió en el mar de Eromanga, que cubría gran parte del interior de Australia hace entre 140 y 100 millones de años.

La recuperación fue dirigida por el Dr. Espen Knutsen, científico principal de la Red de Museos de Queensland, quien dijo que los restos eran la primera cabeza y cuerpo conocido de un elasmosaurio australiano que se conserva en una colección de museo.

Un equipo de paleontólogos del museo viajó hasta el remoto lugar para recolectar el fósil del elasmosaurio, un plesiosaurio que convivió con los dinosaurios.

Los restos son la primera cabeza y cuerpo conocido de un elasmosaurio australiano que se conserva en una colección de museo.

“Nos emocionamos mucho cuando vimos este fósil: es como la Piedra Rosetta de la paleontología marina, ya que puede contener la clave para desentrañar la diversidad y evolución de los plesiosaurios de cuello largo en la Australia del Cretácico”, afirmó el Dr. Knutsen.

«Nunca hemos encontrado un cuerpo y una cabeza juntos, y esto podría ser la clave para futuras investigaciones en este campo.

Actualmente se conocen más de cien especies de plesiosaurios en todo el mundo: algunas tenían cuellos largos y cabezas pequeñas, y otras tenían cuellos cortos con cabezas gigantes.

Elasmosaurus salía a la superficie del agua para respirar aire y tenía dientes delgados para capturar peces, cangrejos y moluscos.

Los científicos han descubierto fósiles de plesiosaurio con piedras (llamadas gastrolitos) en el área del estómago, lo que demuestra que las tragaban para moler la comida en el estómago o como lastre para ayudar en el buceo.

El Dr. Jim Thompson, director ejecutivo de Queensland Museum Network, dijo que el hallazgo ayudaría a pintar una imagen completa de los reptiles marinos del Cretácico de Queensland.

“Ahora tenemos la única cabeza y cuerpo de un elasmosaurio australiano en el mundo, y este importante hallazgo contribuirá en gran medida a la investigación vital sobre el pasado Cretácico de Queensland”, afirmó el Dr. Thompson.

El Elasmosaurus vivió en el mar de Eromanga, que cubría gran parte del interior de Australia hace entre 140 y 100 millones de años.

“La Red de Museos de Queensland posee uno de los especímenes de plesiosaurio más completos de Australia, apodado ‘Dave el plesiosaurio’, que fue descubierto en 1999; sin embargo, a pesar de tener el 80 por ciento de sus huesos, le faltaban la cabeza, las aletas y las puntas de la cola”.

Junto con el nuevo esqueleto, se descubrieron y recogieron restos de plesiosaurios e ictiosaurios en la excursión, que serán transportados a Townsville para su preparación y futuras investigaciones.

El hallazgo es uno de los más grandes descubiertos por los paleontólogos aficionados, los Rock Chicks, que han caminado cientos de kilómetros en su búsqueda para descubrir fósiles que incluyen un plesiosaurio cada uno, un kronosaurio, un ictiosaurio y varios peces y tortugas.

Related Posts

Trả lời