Un perro, encorvado en el pavimento, con los ojos cerrados por la desesperación, soporta el peso de un corazón destrozado. Abrumados por la angustia, anhelan consuelo y un rayo de esperanza para reparar su alma herida, anhelando amor y compasión para sanar sus profundas cicatrices emocionales.

Cuando los transeúntes pasaron junto a un perro pobre y derrotado,  se derrumbó en la acera,  se conmovieron. Pero ni siquiera ese sufrimiento fue suficiente para que ellos hicieran algo por ella. Al verlo grande, sienten miedo y se alejan.

¿Quién iba a pensar que un pelaje frágil y desgastado podría causar algún daño?

Esta historia afortunada sucedió en la ciudad de  Karditѕa, Grecia. Solo cuando un vecino finalmente reportó el triste caso a  Diaѕozo Animal Reѕcᴜe νolᴜnteerѕ  ,  Markella   , quien se conoce  con el nombre del perro, recuperó la esperanza.

El fundador del refugio  , Ermioni Giannakoᴜ,  junto con otros recaudadores, Katerina y Fotini, corrieron a ver qué podían hacer por el niño peludo, pero nada podía prepararlos para lo que veían. ver y aprender más tarde.

En agonía, pasó más de 12 horas esperando ayuda, dio una…

Estando herida, simplemente  cayó al suelo y cerró sus ojitos. Entonces se dieron cuenta de que  su dolor no solo se debía a sus heridas, sino también a que le rompieron el corazón.

El residente dijo que  Markella en realidad tenía una familia que siempre amó. Pero vieron como  desde un auto la tiraron a la calle. Incluso fueron testigos de cómo deambulaba, acercándose a cada vehículo como si quisiera desesperadamente encontrar a su dueño.

Su familia decidió tirarla a la basura y ella estaba devastada.

Y como si eso no fuera lo suficientemente traumático para la pobre,  otro auto lo atropelló en el acto, dejándola con una dolorosa fractura que le impedía caminar.

Cuando Ermioni comenzó a acariciarla, el perro  estaba tan débil que parecía sin vida.

Así que inmediatamente tomó su pecho en sus brazos, a pesar de su gran tamaño, y la llevó a un veterinario de emergencia.

Tenía  varias lesiones muy dolorosas, además de una fractura grave en el dedo meñique. Le preocupaba que a pesar de que hicieron todo lo posible para salvarla, y él se recuperó,  darla en adopción sería una de las cosas más difíciles. Nadie quiere acoger a un perro grande y mayor.

La fractura de Markella pronto se curó y la llevaron a su primer viaje, pero algo más los enganchó por completo.

Hizo un movimiento para buscar a alguien, era como si  aún tuviera la esperanza de encontrar a su familia,  la misma que la despreciaba y la arrojaba a su suerte. ¡Es increíble cómo es el corazón de un perro! Capaces de amar, de perdonar, de olvidar…

Related Posts

Perro de cumpleaños alemán

Role, el valiente pastor alemán, estaba sentado junto a la ventana con anticipación en sus ojos. Hoy era su cumpleaños y no podía esperar para celebrarlo con…

El deseo de cumpleaños de un perro

En medio de la tranquilidad del barrio suburbano, la emoción se palpaba en el aire. Era el cumpleaños de Polly y la anticipación irradiaba desde la casa…

En el abrazo del hogar: reunión de cumpleaños de Rex y Moul

En lo alto de las montañas, donde el aire era fresco y los árboles susurraban historias de tiempos pasados, se alzaba una humilde cabaña rodeada por el…

El regreso del papel: un regreso a casa de cumpleaños

En el tranquilo barrio suburbano de Maplewood, la anticipación era palpable cuando el sol se hundió en el cielo. Los jardines cuidadosamente recortados y las casas bien…

Homecoming Tails: la doble celebración de Bob y Boll

En la pintoresca ciudad de Willow Creek, ubicada entre colinas y exuberante vegetación, la emoción llenaba el aire. Hoy no era un día cualquiera; Fue un día…

La magnífica aventura de cumpleaños de Max

En un pequeño y pintoresco pueblo ubicado entre colinas y bosques frondosos, vivía un encantador golden retriever llamado Max. Max no era un cachorro cualquiera; era conocido…

Trả lời