Usando lenguaje de señas, la gorila melancólica Koko les comunicó a sus entrenadores que había adoptado dos gatos pequeños y les explicó que eran sus bebés ya que no tenía descendencia propia.

Por Jake Polden y Sophie Jane Evans para MailOnline y David Wilkes para el Daily Mail 11:05 15 de octubre de 2015, actualizado a las 18:46 20 de octubre de 2015

Koko, el gorila, es famoso por haber aprendido una gran cantidad de señas manuales de una versión modificada del lenguaje de señas estadounidense.

Pero menos conocido es el hecho de que le encantan los bebés, a pesar de no haber tenido la oportunidad de tener uno propio.

A menudo hace señas con la palabra ‘bebé’, lleva muñecos de gorilas en sus brazos e incluso finge que sus muñecos pueden señar moviendo los brazos y las manos.

Entonces, para celebrar el cumpleaños número 44 del simio, su entrenadora Francine Patterson le presentó a otros bebés: una camada de gatitos.

Durante su encuentro con los gatitos, hizo la seña de ‘gato’ seguido de ‘bebé’, diciéndoles a sus entrenadores que los gatitos ahora eran sus hijos adoptivos. También pidió en lenguaje de señas que le colocaran uno de los gatitos en la cabeza.

A pesar de que sus enormes manos eran del tamaño de los gatos jóvenes, Koko era amable con las pequeñas bolas de pelusa cuando llegaban en una caja de cartón, moviendo cuidadosamente un dedo para acariciarlas.

Instinto maternal: se filma a Koko haciendo señas de ‘gato’ durante el encuentro. 
Los instintos maternales y de juego del gorila aparentemente se han “activado”
Comunicar: este movimiento de acunar es cómo Koko significa la palabra bebé, que a menudo hace señas, y lleva sus muñecos de gorila de la misma manera que las madres gorila cargan a sus bebés.

Se filmó a Koko cuando le presentaron una caja de cartón que contenía los gatitos y echó un vistazo dentro, en la base de la fundación en Woodside, California.

A pesar de que sus enormes manos eran del tamaño de los animales, era amable con las pequeñas bolas de pelusa, moviendo cuidadosamente un dedo para acariciarlas.

Las imágenes muestran a Koko tomando su ᴛι̇ɱe antes de intentar levantar a uno de los gatitos, como si les diera la oportunidad de aclimatarse a ella primero.

Luego toma un pequeño gatito gris en su mano.

Después de acercar al gato a su cara para mirarlo más de cerca, el gorila le acaricia la barriga con el dedo índice antes de colocarlo debajo de su brazo para abrazarlo.

Más tarde, se filma a otro pequeño gatito tratando desesperadamente de salir de una bolsa de transporte de animales para acurrucarse con el gran simio.

El clip concluye con Koko haciendo un gesto para que uno de los gatos se coloque en su cabeza antes de firmar que los animales son sus bebés.

El adorable video se publicó en YouTube a través de la cuenta de kokoflix y es una prueba más del “mayor deseo” de Koko: tener un bebé propio.

La información proporcionada junto con el video indica que el gorila y dos de los gatitos ahora son parte de una familia feliz.

Según el entrenador de Koko, el simio especial es capaz de entender más de 1000 signos de lo que Patterson llama ‘Lenguaje de señas de gorila’. Koko también estuvo expuesta al inglés hablado desde una edad temprana y se informa que puede entender aproximadamente 2000 palabras del idioma hablado.

Regalo de cumpleaños: para celebrar su cumpleaños número 44, la entrenadora del gorila Koko, Francine Patterson, en nombre de The Gorilla Foundation, le presentó a otros bebés: una camada de gatitos. 
Arriba, Koko es capturada en video recogiendo un pequeño gatito gris en su mano.
Adorable: Koko hizo un gesto para que uno de los gatos se colocara sobre su cabeza, y así fue. 
Más tarde firmó que los animales son sus bebés.
Ahora una familia: según la información proporcionada junto con el video, que se publicó en YouTube a través de la cuenta kokoflix, el gorila y dos de los gatitos ahora son parte de una familia feliz. 
Arriba, Koko se acurruca junto al gato gris, al que estaba especialmente apegada.
Echando un vistazo: Koko recibió una caja de cartón que contenía los gatitos en la base de la fundación en Woodside, California.
Amando la naturaleza: el gorila acarició al gato gris con su dedo índice antes de colocarlo debajo de su brazo y darle un abrazo
Momento especial: Según el entrenador de Koko, el simio especial es capaz de entender más de 1000 signos de lo que Patterson llama ‘Lenguaje de señas de gorila’. 
Arriba, el personal de The Gorilla Foundation ayuda al gato gris a cepillar el pelaje peludo de Koko durante la adorable reunión.

Escribiendo junto al video, la cuenta de kokoflix señaló: ‘Koko recibió su deseo de cumpleaños este 4 de julio; no solo vino a visitarnos un gatito, sino toda una camada.

‘Koko se enamoró de uno, y el otro se enamoró de ella. Koko ha adoptado a estos dos gatitos en su familia y ha energizado su mundo.

“No solo se han activado los instintos maternales y de juego de Koko, sino que ella está hablando más con sus cuidadores y generando contenido nuevo todos los días que The Gorilla Foundation puede usar para crear empatía por los grandes simios”.

La fundación señaló que el nuevo contenido puede tener beneficios significativos tanto para los grandes simios de vida libre en peligro de extinción como para aquellos en entornos cautivos.

Y que fomente el desarrollo de la comunicación bidireccional con sus cuidadores, algo que Koko tiene desde que era un bebé.

Koko, que nació en el Zoológico de San Francisco, ha pasado la mayor parte de su vida en The Gorilla Foundation en Woodside.

Según el sitio web de la fundación, pasó gran parte de su ᴛι̇ɱe con dos gorilas machos, pero no inició el apareamiento con ninguno de ellos. Formó una ‘relación de hermanos’ con uno, que murió en 2000, y aún no ha mostrado interés en aparearse con el otro, a pesar de llevarse ‘muy bien’ con ellos.

Ella también vive en una situación social antinatural, y los intentos de traer otras gorilas hembras a la familia aparentemente han fracasado.

Vínculo cercano: Koko estuvo expuesta al inglés hablado desde una edad temprana y aparentemente puede entender 2,000 palabras del idioma hablado.
Tierno: se ve al gato gris acurrucándose con Koko, quien no tiene bebés propios pero ha firmado previamente que le gustaría tener algunos.
Llamando la atención: se filmaron pequeños gatitos tratando desesperadamente de salir de una bolsa de transporte de animales para acurrucarse con el gran simio

Una publicación en el sitio dice: ‘El mayor deseo de Koko es tener un bebé propio.

“Hemos sabido esto durante años, ya que a menudo pronuncia la palabra BEBÉ y lleva sus muñecos de gorila de la misma manera que las madres gorila cargan a sus bebés.

“Incluso finge que sus muñecas pueden hacer señas moldeando sus brazos y manos en el juego o en respuesta a preguntas”.

Koko también expresó anteriormente su amor por los gatitos, y pidió a los trabajadores de la fundación un gato para la Navidad en 1984 a través de su ‘lenguaje de señas’.

Se pensaba que los comportamientos vocales y respiratorios del gorila asociados con la capacidad de hablar eran imposibles en su especie.

En las décadas de 1930 y 1940, varios psicólogos intentaron criar chimpancés junto con niños huɱaп, intentando y sin poder enseñarles a hablar. Desde entonces, se ha aceptado generalmente que los simios no pueden controlar voluntariamente los sonidos que producen o incluso su respiración.

Los expertos también creían que el repertorio vocal de cada especie de simio era fijo, por lo que no podían aprender nuevos sonidos ni patrones de respiración.

Esto sugeriría que la habilidad huɱaп para hablar es única.

El investigador postdoctoral Marcus Perlɱaп dijo: “Esta idea dice que no hay nada que los simios puedan hacer que sea remotamente similar al habla”.

“Y, por lo tanto, el habla evolucionó esencialmente, completamente nuevo, a lo largo de la línea huɱaп desde nuestro último ancestro común con los chimpancés”.

El Dr. Perlɱaп, de la Universidad de Wisconsin-Madison, comenzó su trabajo de investigación en The Gorilla Foundation en 2010, donde Koko ha pasado más de 40 años viviendo inmersa en huɱaпs e interactuando durante horas al día con la psicóloga Penny Patterson y el biólogo Ron Cohn.

“Fui allí con la idea de estudiar los gestos de Koko, pero cuando comencé a ver videos de ella, la vi realizar todos estos comportamientos vocales increíbles”, dijo. Se pensó que los comportamientos vocales y respiratorios que vio eran imposibles, dijo.

Junto con Nathaniel Clark de la Universidad de California en Santa Cruz, revisó 71 horas de video de Koko interactuando y encontró ejemplos repetidos de ella realizando nueve comportamientos voluntarios diferentes que requerían control sobre su vocalización y respiración.

Estos eran comportamientos aprendidos y no formaban parte del repertorio típico de los gorilas, lo que aparentemente refutaba teorías anteriores.

Los investigadores observaron a Koko soplando una ‘frambuesa’ cuando quería una golosina, sonándose la nariz con un pañuelo, tocando instrumentos de viento, soplando un par de anteojos antes de limpiarlos con un paño e imitando conversaciones telefónicas parloteando sin palabras en un teléfono acunado entre su oído y el codo.

“Ella no produce un sonido bonito y periódico cuando realiza estos comportamientos, como lo hacemos nosotros cuando hablamos”, dice el Dr. Perlɱaп.

“Pero puede controlar su laringe lo suficiente como para producir un gruñido controlado”.

La noticia de la inesperada muerte de Robin Williams el año pasado golpeó duramente a Koko.

Los cuidadores de la gorila dijeron que la noticia de que su amiga había fallecido casi la conmovió hasta las lágrimas.

En 2001, Williams visitó el centro Gorilla Foundation y rápidamente se hizo amiga de Koko, haciéndola reír por primera vez en seis meses.

Cuando sus cuidadores le explicaron a Koko, que habla con fluidez el lenguaje de señas estadounidense, que un amigo del centro había muerto, pronto se entristeció y la fotografiaron sentada encorvada con un labio tembloroso.

Koko incluso firmó las palabras ‘llorar labios’ (labio es su palabra para woɱaп) mientras observaba al personal reaccionar ante la noticia.

“Se puso extremadamente triste”, escribió la Dra. Penny Patterson en Koko.org.

Las imágenes del día en que Koko y Williams se conocieron son tan edificantes como trágico es su suicidio.

El actor llegó allí como un extraño para el gorila con un interés personal en la conservación de los simios. Se fue como amigo de Koko.

Related Posts

Explorando la misteriosa belleza del búho real del faraón en el desierto de Dubái

El búho real del faraón es un ave magnífica que habita en los desiertos de Oriente Medio, incluido el desierto de Dubái. Esta majestuosa ave de presa es…

Un ciempiés de 2,7 metros de largo fue descubierto en el Reino Unido

Investigadores del Reino Unido han descubierto el exoesqueleto fosilizado del artrópodo más grande del mundo. Estos enormes animales parecidos a milpiés eran la longitud de un vehículo…

Aterrador encuentro con un bagre gigante que pesa una tonelada sorprende a los espectadores

fenómeno cautivador: la asombrosa apariencia de un pez gato en un pequeño estanque hipnotiza a los espectadores la presencia de bagres coogiosos dentro de los límites de…

La belleza de la criatura Nombre Gryfaup: un híbrido de formas míticas

La cultura de Asia-Este es la cuna de muchas anécdotas y leyendas asociadas a dioses, criaturas misteriosas con poderes muy diferentes. Estos incluyen híbridos entre razas animales básicas,…

Capturando lo extraordinario: científicos sorprendidos por el monstruo del río Amazonas de 200 años

Explorando el vasto y misterioso río Amazonas, un equipo de exploradores se encontró recientemente con un espectáculo impresionante que ha dejado al mundo asombrado. este fascinante descubrimiento…

Una raza de gato muy hermosa con patrones hermosos y hermosos: Salma felis

Feɩis ɩаmаndга es una nueva y antigua Ьгеed de гаɩ саt гесentɩ descubierta en los ciervos de Αsiа s que han tenido que lograr los humanos. ….

Trả lời